Páginas vistas en total

jueves, 2 de junio de 2016

Casona Hidalgo y Juárez

Casona Hidalgo y Juárez
Imagen Alejandro Vito Carmona, Hacia 1925
Este viejo inmueble situado quizás en la esquina más emblemática de la ciudad, ha sido sitio y escenario de múltiples acontecimientos históricos.
Una de las primeras casas habitación durante el siglo XVI, aquí murió el general zacatecano Jesús González Oretga, quien participó activamente al lado de Benito Juárez en la guerra de Reforma y durante la Segunda Intervención Francesa en México.
Se destacó por defender la ciudad de Puebla del ejército francés del 16 de marzo de 1863 al 16 de mayo de 1863.
Cuando el ejército francés invadió México, el Ejército de oriente quedó a cargo del general Ignacio Zaragoza, quien defendió la ciudad de Puebla el 5 de mayo de 1862, González Ortega arribó a la ciudad un día después. A la muerte del general Zaragoza, Jesús González Ortega fue nombrado por el presidente Benito Juárez jefe del ejército de oriente y le encomendó defender nuevamente la ciudad de Puebla del ejército francés comandado por el general Élie-Frédéric Forey. El 16 de marzo de 1863, el ejército expedicionario francés sitió la ciudad, se llevó a cabo una dura batalla que además generó muchas bajas para ambos bandos, la batalla duró dos meses, fue el 16 de mayo del mismo año cuando el general González Ortega no tenía más armamento ni municiones y su fuerza estaba muy menguada por la cruda batalla.
Es tomado prisionero por el ejército francés y el general Forey le pide a cambio de su libertad, firmar en compañía de sus oficiales de alto rango, una carta en la que se comprometen a no tomar nuevas acciones en contra del ejército expedicionario francés, González Ortega y sus subalternos se niegan y Forey decide enviarlos a prisión en Francia.
Cuando es trasladado rumbo a Veracruz para ser embarcado logra escapar y con la ayuda de Manuel Doblado llega hasta San Luis Potosí, capital de la república en ese momento. En julio de 1863, regresa nuevamente a Zacatecas. Manuel Doblado y el general González Ortega enviaron en 1864 una comisión a Saltillo a que intentara convencer al presidente Juárez de renunciar al poder, ya que consideraban que su sucesor, que por ley debía ser Jesús González Ortega por ser presidente de la suprema corte, podría llegar a un arreglo con los franceses para que terminara la ocupación militar. El presidente Juárez no aceptó sus peticiones.
Al no lograr sus pretensiones, el general González Ortega abandonó el país en abril de 1865 con rumbo a Washington en los Estados Unidos. Regresó al país en agosto de 1865 a presentar una protesta contra el decreto que prorrogaba la presidencia de Benito Juárez, no encontró apoyo en los liberales ni en los gobernadores, el gobierno le inició un proceso por traición, pero todos los cargos fueron retirados en abril de 1866. Nuevamente se exilia en los Estados Unidos de Norteamérica y en noviembre de 1866 es aprehendido por el ejército estadounidense, siendo liberado dos meses más tarde el 6 de diciembre y regresa a México. El 8 de enero de 1867 llega a Zacatecas y pronuncia un manifiesto contra el presidente Juárez y junto al gobernador de Zacatecas, quien lo había reconocido como presidente sustituto de la república, es aprehendido nuevamente por el ejército mexicano y es sometido a juicio, nuevamente recibe el perdón en julio de 1868 y pronuncia otro manifiesto, ahora de reconocimiento y sumisión al gobierno de la república encabezado por Benito Juárez. Se retira de toda actividad política y militar y establece su residencia en Saltillo. A principios de 1881, recibió una carta de reconocimiento del presidente Manuel González Flores, poco después falleció en su lugar de residencia el 28 de enero. Sus restos fueron trasladados en abril del mismo año a la Ciudad de México, y depositados en la Rotonda de las Personas Ilustres.
Próximamente será convertido en un centro cultural, que llevara el nombre del cronista de la ciudad de Saltillo, Armando Fuentes Aguirre "Catón"

No hay comentarios:

Publicar un comentario